Touch for Health®

«Touch for Health – Toque para la salud» es una síntesis que integra test muscular, acupresura, energética, abordaje personal y emocional, postura, alimentación y un largo etc.

G. Goodheart D.C. descubrió y desarrolló la Kinesiología Aplicada en los años 60. Fundó posteriormente ICAK, “International College of Applied Kinesiology”, reservado a Quiroprácticos titulados. John Thie, miembro de ese primer grupo, comprendió el gran valor educativo del concepto energético central.
En 1970 publicó su libro «Touch for Health» y creó una forma de trabajo con el mismo nombre en la que se han formado millones de personas en todo el mundo. En la actualidad «Touch for Health» se ha convertido en la base común, reconocida por todos, de lo que se conoce hoy como “Kinesiología Energética”, o simplemente “Kinesiología” para muchos, ciencia y arte en constante evolución a lo largo de los cinco continentes.

No debemos buscar en los principios de Touch for Health un sistema de diagnóstico ni de tratamiento. Es un valioso sistema para encontrar los desequilibrios en la energía de nuestro cuerpo, de nuestra persona en su globalidad y para averiguar cómo equilibrarlos, con lo cual obtendremos una mejoría en nuestro estado de salud y un mejor conocimiento de nuestro ser y sus necesidades. Touch for Health debe satisfacer diferentes propósitos e intereses. Habrá personas que, sin tener conocimientos previos, se acerquen a las bases de la Kinesiología «Touch for Health» buscando simplemente pequeños trucos para mejorar su calidad de vida. Otros quizás sean profesionales con formación académica que se acercan con el ánimo de encontrar un sistema de potenciación de la salud más rápido y efectivo. Otras personas pueden buscar en la Kinesiología «Touch for Health» el gran sistema de bio-comunicación para poseer un mayor conocimiento de sí mismos y permitir su evolución como seres humanos. Y muchas más posibilidades…

En palabras de su fundador “Mi primera visión como profesional de la salud fue poder enseñar a mis pacientes que fueran capaces de ayudarse a sí mismos, que fueran más participes y conscientes de su propia experiencia en la vida y de sus necesidades para mejorar. Mejorar en la vida en todos los ámbitos pues la salud es un concepto global.”